Un problema, muchos libros – Microrrelato

Año 2025. En la biblioteca del pueblo, el libro de mayor antigüedad reunió al resto por la noche para discutir la situación de emergencia en la que se encontraban.
—Cinco humanos en todo el día, esto está cada vez peor —dijo «El ser y la nada» de Sartre.
—Entiende que ahora sólo tienen tiempo para mirarse al espejo —respondió «Nosotros» de Zamiatin, muy seguro y quitado de la pena.

—¿Cuál espejo? —preguntó «Así hablaba Zarathustra» de Nietzsche.

—¿No lo has visto? Es un pequeño rectángulo que brilla todo el tiempo, y la atención de los humanos está puesta en él la mayor parte del día —explicó «Nosotros».

—Quieres decir que, ¿estamos ante un problema de vanidad excesiva? —»El ser y la nada» no podía creerlo. —¿Cómo lograremos que nos vuelvan a mirar a nosotros en lugar de al espejo?

—¡Pongámonos espejos también! Así pueden mirarse y luego leernos…! —exclamó «El
Principito».
Y acto seguido todos corrieron a hacer añicos el espejo de la entrada principal, y cada uno se clavó un pedacito en la portada. Al día siguiente solo entraron tres humanos a la biblioteca y ninguno se detuvo a mirarlos.

Izel Hanifah

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s